“No es el estrés lo que perjudica, sino la manera de sobrellevarlo”

Fuente: Agencia DICYT

La Dra. Seiffge-Krenke es especialista en estrés y estrategias de afrontamiento, ha realizado investigaciones en 25 países

 

PUCP/DICYT Para ella, el estrés es algo tan subjetivo que no existe una mejor o peor manera de afrontarlo. Las personas reaccionan de diferentes formas, pero la clave está en encontrar un equilibrio que les permita estar activas sin gastarse tanto. La Dra. Seiffge-Krenke es especialista en estrés y estrategias de afrontamiento, ha realizado investigaciones en 25 países y, en esta ocasión, fue invitada a la PUCP gracias a un esfuerzo conjunto del Doctorado en Psicología y el Departamento de Psicología para participar en clases, y reunirse con los profesores y alumnos que lo requieran, con el objetivo de concretar esfuerzos de investigaciones conjuntas.
¿Cuáles son los factores más comunes que causan estrés?
El futuro. A los jóvenes les preocupa bastante no saber qué profesión seguirán, qué trabajo encontrarán, las relaciones amorosas que tendrán o si serán capaces de mantener una familia. Cuando el futuro se ve borroso e inestable, surgen los problemas, sobre todo ahora que las condiciones económicas afrontan bastantes crisis y desempleos. Ya no existe la garantía de decir que vas a ser un psicólogo, por ejemplo, o cualquier otra profesión, porque hay veces en las que las organizaciones cierran y debes buscar algo totalmente diferente a lo que planeaste. Otro factor es la preocupación por el medio ambiente, especialmente en los países europeos.

¿Cómo han cambiado estos factores a lo largo del tiempo?
Hace tiempo, en la época de mis padres o abuelos, las personas se conocían, se comprometían, se casaban y estaban juntas toda la vida. Ahora, existen las rupturas y divorcios. Aunque no parezca, estas rupturas también son importantes para la gente joven, porque aprenden mucho más acerca de ellos mismos dentro de una relación sentimental y también a elegir la mejor pareja para ellos. En ese aspecto, a veces no es algo tan negativo terminar una relación, pero de todas maneras es inestable.

 

¿Y cuando uno va creciendo?
A los jóvenes de 14 y 16 años les estresan asuntos relacionados con los padres, la negociación acerca de las propinas o la forma de vestirse. Luego, mientras van creciendo, entre los 16 y 18 años, empiezan a tener relaciones de pareja, pero también grupos de amigos; entonces, aparece el tema de que una pareja le quita tiempo al joven para estar con sus amigos. También existen los cuestionamientos sobre cómo deben comportarse, la duda de si la chica con la que están es suficientemente atractiva o los celos.

 

¿El estrés se puede volver una enfermedad crónica?
El estrés en sí mismo no causa directamente una enfermedad. Causa cambios físicos y reacciones somáticas frente a las hormonas del estrés, como la presión alta, transpiración o sudor. El estrés se puede convertir en algo realmente malo cuando no se le presta importancia y se le minoriza. Es decir, si uno tiene malas notas pero su reacción es “no puedo cambiar nada, no me importa” y se vuelve pesimista e inactivo, tiene probabilidades de volverse depresivo cuando sea mayor. Por eso, siempre es bueno, dentro del contexto educativo, tener actividades para aprender a lidiar con el estrés y reflexionar acerca de las mejores soluciones para afrontarlo. No es tanto el estrés lo que perjudica, sino la manera de sobrellevarlo.

 

¿Cuál sería la mejor manera de lidiar con el estrés?
Lo que he observado es que el Perú es una sociedad en la que las relaciones interpersonales son bastante cercanas. Los amigos y la familia sirven como soporte y apoyo. De la misma manera, se encuentra apoyo religioso en las oraciones y la fe. En otros países, como Italia y España, se descarga el estrés gritando, pero esto no suele pasar aquí; por el contrario, en el Perú se habla del tema y se reflexiona. Creo que esta es la mejor manera.

 

¿Existe una manera positiva de ver el estrés?
En cierta manera, el estrés es bueno porque te mantiene activo y buscando soluciones. Te mantiene alerta, física y psicológicamente. Pero todo depende de cómo lo asumas, pues, si te hace reaccionar compulsivamente, podrías sobrecargarte; y si te da igual y no te motiva a realizar cosas, tampoco está funcionando como debería.

 

¿Existen diferencias entre géneros al afrontar el estrés?
El estrés es bastante subjetivo y existen diferencias para afrontarlo entre cada persona. Sin embargo, haciendo una generalización, podemos decir que las mujeres afrontan diferente el estrés que los hombres. Ellas se apoyan en las redes sociales, por ejemplo, o se brindan apoyo en Facebook, pero, por otro lado, hablan tanto del tema y se comparan tanto que se vuelven a estresar. Las críticas las aturden, por lo que ese apoyo social se vuelve negativo. Los hombres son diferentes, al menos los europeos. Ellos tienen la idea de “no me importa mucho, ya lo superaré”. Olvidan rápido y eso los mantiene más saludables, menos depresivos o ansiosos que las mujeres. La clave es encontrar un equilibrio entre ambos momentos para no estar tan pendiente de las cosas ni tan indiferente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s