I+D: Brecha en inversión pero también en recursos humanos. Por: Gisella Orjeda

Fuente: CONCYTEC

banner gestion

Gisella Orjeda1

El papel protagónico de la inversión en investigación y desarrollo (I+D) para el impulso de la productividad y, por ende, en el crecimiento económico de un país está fuera de toda discusión. La experiencia internacional muestra que para asegurar el buen desempeño de la economía en el largo plazo y mejorar —cuando menos— los indicadores sociales de pobreza y mortalidad infantil, los países requieren invertir recursos en I+D.
El caso de los países asiáticos es emblemático: el incremento de su inversión en I+D se reflejó de manera importante en el desarrollo de sus economías. Corea del Sur, por ejemplo, presentaba en los años sesenta un nivel de inversión en I+D cercano al 0,35% del PBI; al aumentarla a 2,4% incrementó su PBI per cápita por encima del 6% anual entre 1960-2000.
En Perú, la inversión pública y privada en I+D se ha mantenido durante la última década aproximadamente en 0,11% del PBI, nivel bastante inferior al de países desarrollados y por debajo del promedio de la región. No obstante, el país mantiene una tasa de crecimiento real y un PBI per cápita que le ha permitido incrementar la productividad total de factores, mostrando tasas de crecimiento proyectadas de aproximadamente 6,1% para el período 2013-2018.
Ese crecimiento permitiría aumentar la inversión en I+D sin un impacto fiscal importante, tomando en cuenta que, dada la gran brecha actual con el nivel óptimo, los sectores beneficiarios obtendrían tasas de retorno importantes. Diversos estudios estiman que el nivel de inversión en I+D que permite maximizar el impacto de largo plazo en el crecimiento de la productividad se encuentra entre 2,3% y 2,6% del PBI. Para el Perú estas cifras implicarían invertir entre 12 mil y 14 mil millones de nuevos soles anuales.
Sin embargo, el problema que surge al intentar asegurar el aprovechamiento óptimo de recursos en I+D, es la insuficiente masa crítica de investigadores. En otras palabras: se requiere cubrir la brecha de inversión y, paralelamente, la de recursos humanos. Pero ¿cuántos investigadores requiere un país como el Perú, y cuántos profesionales con grado de doctor se requerirán para garantizar la sostenibilidad del crecimiento y cumplir las metas trazadas hasta el año 2021?
Importancia del doctorado
Los graduados doctorales aportan al ciclo de generación del conocimiento, gracias a que su trabajo —principalmente el de actividades científicas e ingenierías —impulsa la innovación y genera crecimiento de la productividad incrementando la velocidad con que se adoptan las tecnologías de vanguardia. Un investigador con estudios doctorales puede ser contratado en el sector relacionado a sus estudios de doctorado o sobre la base de un conjunto de conocimientos y habilidades más amplio.
Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en países con nivel de gasto óptimo en I+D, un 70% a 80% de egresados de programas doctorales laboran en actividades relacionadas a investigación.
Si se comparan los países que en el año 2000 tenían un nivel de PBI per cápita similar al peruano y cuyo PBI per cápita actual es cercano a la meta establecida por Perú para el año 2021, se constata que la inversión de todos en I+D supera largamente el 0.11% de Perú. Paralelamente, los indicadores sociales muestran cierto patrón de correlación entre la inversión en I+D, el nivel de pobreza y la tasa de mortalidad (Ver siguiente cuadro).

grafico 001

La última columna es crucial para nuestro análisis debido a que la cantidad de investigadores está estrechamente ligada al número de doctores titulados en cada país. Es evidente el umbral en dicha cifra, al tomar en cuenta a aquellos países miembros de la OECD (Chile, Hungría, México, Polonia y Turquía) el promedio (1 600 investigadores por millón de habitantes), se encuentra bastante por encima del nivel mostrado por Perú o Panamá.
En resumen, si bien no existen grandes diferencias entre Perú y sus pares a nivel macroeconómico, las divergencias en indicadores de ciencia y tecnología (CyT) son considerables, especialmente en número de investigadores.
Predicciones difíciles, pero necesarias
Predecir cuantitativamente la demanda potencial de profesionales altamente calificados a nivel sectorial —particularmente en el sector privado—, es difícil debido al reducido número de investigadores y al nivel de especialización de los doctores que trabajan en los diferentes sectores.
Para determinarlo se usaron diversas ecuaciones que toman en cuenta el promedio de investigadores por millón de habitantes, la población proyectada para 2021 y el número de investigadores con sus diversas variables.
Ello arrojó que para 2021 el Perú requerirá aproximadamente 22 000 doctores, de los cuales se esperaría que unos 17 500 se dediquen a la investigación. Es decir, una brecha de aproximadamente 15 700 investigadores dado que a la fecha el Directorio de Investigadores de CONCYTEC cuenta con 1 800 registros. Esta cifra no toma en cuenta la cantidad de doctores requeridos para reponer a los investigadores que potencialmente se jubilarán entre 2013 y 2021.
De acuerdo a las estimaciones realizadas, la estructura productiva del país requerirá de unos 7 000 doctores graduados en ingeniería y tecnología, 4 000 en ciencias naturales, 3 300 en ciencias médicas y salud y aproximadamente 2 500 en ciencias agrícolas (Ver cuadro).

grafico 002

Finalmente, si bien el país puede alcanzar las metas del Plan Bicentenario para el 2021 sin eliminar totalmente la brecha de recursos humanos altamente calificados, garantizar la sostenibilidad a largo plazo dependerá de los incrementos en la productividad, originados en su mayor parte por inversiones sustanciales en I+D. El éxito y la sostenibilidad de estas inversiones requieren reducir la brecha de profesionales con doctorado.
Los retos para nuestro país han sido lanzados. La formación y la atracción de talentos peruanos y extranjeros, y la balanceada construcción de un ecosistema sin trabas administrativas que los acoja y les permita aportar a la prosperidad, son retos que el CONCYTEC ha asumido.

pdf Descargue Versión Completa

1 Presidente del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (CONCYTEC) y Presidente del Proyecto de Innovación para la Competitividad (FINCYT).

2 Doctorados: garantía para el desarrollo sostenible del Perú. Documento de Trabajo del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica. Set. 2013.

Anuncios

Un pensamiento en “I+D: Brecha en inversión pero también en recursos humanos. Por: Gisella Orjeda

  1. Esta señora atea deberia transparentizar los sueldos y CV de todos los trabajadores del CONCYTEC para que se vea como los menos calificados que han entrado con su gestion ganan hasta 10 veces mas que los trabajadores de carrera con mayor experiencia y mayor calificacion.

    Y la Coperacion Faustiniana deberia verificar estos hechos antes de reventarle cohetes …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s